jueves, 29 de marzo de 2012

Capítulo 96: Huelga General

Hoy es día de Huelga, la luna brilla sobre el poblado trabajador. La Sociedad afina, Maestro Candido nos hablará de nuestro amigo Rajoy, de la CEOE, Fátima Báñez y la Reforma laboral. De las mil razones que el pueblo canta a aquel que no quiere escuchar.

¡Un, dos , tres! ¡Que empiece la protesta, Poti-Poti!

Huelga General, un derecho fundamental reconocido en la Constitución Española de 1978, en el artículo 28.2, y que versa tal que así: "Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses".

Pero Spain is diferent y aquí las cosas siempre tienen un trasfondo surrealista, a lo corral de la Pacheca. Es un día de huelga y el Gobierno programa la aprobación de seis leyes importantes. IU decide hacer huelga y no presentarse, el PP, para llevar la contraria, decide trabajar en masa. El PSOE apoya la huelga pero sin mojarse. Y al final, entre tanto hago, digo, pienso, solo acuden 27 personas al emiciclo. ¿Alguien me lo explica?. Con razón los políticos se enfadan tanto cuando hay huelgas generales, para ellos son como días normales pero sin taxis ni Corte Inglés abierto para pasar la mañana.

Y luego, en lugar de mostrar sensatez y responsabilidad en las declaraciones a la Nación, se comportan como críos, todo el día comparándose los paquetes como si lo importante de las Huelgas Generales fuera quién la tuvo más grande y no el motivo de la misma. Y mientras tanto, los lobos de la CEOE, preocupados por lo que pensarán de nosotros en el exterior, en lugar de preocuparse por lo que les están gritando, bajo su balcón, los peones que dan sentido a todo el ajedrez.

Eso sí, un día de Huelga General es el momento ideal para que los informativos de las diversas cadenas se quiten la máscara (como si sus lineas editoriales no fueran claras ya con anterioridad). Baile de cifras, el consumo de luz como la clave del seguimiento, estudiantes en Barcelona manifestándose en masa, los de Alicante de pachanga playera, atraco de un bingo y culpa para los piquetes (Felip Puig, te estás llenando de gloria macho), la derecha irancuda llamando antisistema a todo aquel que use algunos de los derechos de su querida Constitución Española (irónico ¿verdad?) en su contra... Al final, todo se acaba convirtiendo en un circo de variedades derivado del nuevo paradigma que reina en el periodismo: ¿para qué informar si se puede opinar?.

¿Qué todo el mundo está en la calle, unos de huelga y otros a disfrutar del solecito?. Con cinco millones de parados y subiendo, ¿cómo no van a salir a la calle a intentar sobrevivir a este día a día incierto o en su caso, a reclamar un futuro que sea posible, ya no digo mejor?. Y que los trabajadores que han hecho huelga, contando que van a perder una media de 113 euros por este gesto de implicación, ¿por qué no han de tener el derecho a manifestarse, a descansar o a lo que les de la gana, sí son los primeros en aguantar sueldos míseros, jornadas laborales inacabables y una inestabilidad profesional que es, casualmente, uno de los origenes de todo esta reivindicación?.
Si es que cuando los chinos han decidido hacer huelga también, es que algo gordo está pasando.

Y es que solamente hay que ver el... ¡¡¡ PPPIIII PIIIIII PPIIIIIIII, PIIIIIIIIIII !!!
Uy, perdonad.

¿Sí? Ah, claro, sí, es día de Huelga General, tienen razón. Sí sí, ya corto. Estoy con vosotros, compañeros.
¡A la barricadas!


Frase del día: (en blanco)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada