sábado, 1 de enero de 2011

Capítulo 42: 0101011010101101010110101011

0101011. ¡Qué cosas! ¡Este año viene con código de barras!. Que, ¿ya le hemos quitado el plástico al primer día del año? Pues muy mal, porque ahora, por mucho que tengáis el ticket de compra, no vais a poder devolverlo. No, tampoco ese dolor de cabeza. ¿Unas sales minerales?

Esto arranca con un número binario en el calendario, que no deja de ser una chorrada como un templo, pero siempre hace ilusión a los que buscan motivos extraños para demostrar que han pensado. Bueno, pensar o su sucedáneo aliñado con bastantes más copazos de los que las neuronas pueden esquivar.

Tras una exhaustiva investigación personal... vale, mirarlo en google, he descubierto que este código binario equivale al 43 decimal. "¿Y?" os preguntaréis. Nada joder, nada, que sensibles habéis empezado el año, pardiez.

Pues aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid he decidido que, en el año del Conejo chino, gato para todos los incrédulos, voy ha hacer 43 declaraciones de intenciones, propósitos y deseos altruistas que, de cumplirse, los siguientes ya serán encargados pasando previamente por caja. (nota mental para el autor: para otro año, limítate a sumar lo dígitos, lumbreras)

Son todos estos:

1-Asegurarse llegar hasta el final, o al menos, durar 365 días.
2-Estudiar Mayología, para ver si eso de que el mundo se acaba en el 2012 es cierto o lo ha augurado un chaman con plumas de gallina en la cabeza, primo lejano de Rappel.
3-Apuntarme en un gimnasio, con escribir en lápiz mi nombre en la mesa de recepción me vale.
4-Apuntarme a algún vicio para poder dejarlo, porque si no, no llego a 43 propósitos ni de coña.
5-Dejar el vicio anterior, y si es posible, no a medias de estar llevándolo a cabo. Fumarte medio cigarro y no acabarse un cubata es factible, ahora, el otro, como se deje a medio hacer, el vicio te deja a tí, no tú a él.
6-Hacer régimen para los demás: yo me acabo todas las tentaciones con azúcar glass por encima y rellenas de chocolate.
7-Comprarme un antivirus a prueba de idiotas y egoístas, con firewall de verdad, modelo mago de la horda nivel 85.
8-Poner a reproducir a mi paciencia con otra paciencia con pedigrí, que me parece que voy a necesitar tener muchos cachorritos de autocontrol este año.
9-Expulsar de mi reino a Lord Caos y su hermano gemelo The King in a Mess, que instigan a mis posesiones a abandonar sus posiciones y a tirarse al libre albedrío.
10-Aprender a dar el primer paso cuando el camino valga la pena y tenga destino, estoy harto de caminar por carreteras vacías.
11-Coger mi móvil y quitar de la agenda las personas que desde hace tiempo ya solo son nombres.
12-Piar cariñosamente a mi Batman más amenudo.
13-Crecer.
14-Querer como quieren ser queridas las personas y no como creo que desean serlo.
15-Aprender a hacer un Hadou-ken para las situaciones peligrosas.
16-No permitir que los jueces de la vida me den lecciones de como debo hacer las cosas cuando ellos tienen unos atecedentes penales/morales tres veces peores que los míos.
17-Dejar a mi desidia y a mi falta de fuerza de voluntad en una gasolinera y salir disparado como alma que lleva el Diablo.
18-Teclear guapamente nainonaino con más asiduidad.
19-No perder el Norte.
20-Bajar al Sur.
21- No dejar que mi casa sea como el lejano Oeste.
22-"...viajar al Este, siempre hacia el este..." Diablo III awaits.
23-Saber más inglés que ayer pero menos que lendemain.
24-Socializarme como un m&m's en una fiesta de Lacasitos... o mejor.
25-Publicar Tote Questions y cambiar el aspecto de mi blog, por mucho que una vez al año sea propicio ver bolicas colganderas.
26-Tomar todos los cafés que debo con mis viejos amigos/as y que esperan un chute de cafeina subvencionado y mi humilde compañía.
27-Estar para mi familia, acortar los momentos malos y alargar los buenos, no olvidar que siempre están.
28-No estudiar ninguna carrera más. Ya. Prou.
29-Hacer un book que sea un imán para huertos de ideas.
30-Trasplantar mi familia de cactus, que empiezan a parecer una orgía de erizos en un minitiesto del amor.
31-Desterrar a todos los que no vengan de cara, los atajos y todo lo que no va de frente, me causa sarpullidos en la confianza.
32-Raparme al cero.
33-Quererme a mi mismo un poco más. (Malinterpretaciones y comenterios jocosos al correo recyclebin@tirardelacadena.fssshhhh)
34-Trabajar, mucho, sin descanso, pero feliz.
35-Dar color a mis pequeños hombres/orcos/elfos/no-muertos grises. Corta, lima y se lechón way of life.
36-Flefear todo lo que pueda y se deje.
37-Ser un poco lobo feroz.
38-Salir en Enjuto Mojamuto por mis diez 85's.
39-Hacer una vez al año la campaña "Mierda las justas" antes de que mi pequeño palmo de terreno se convierta en una sucursal de un bazar chino.
40-No mentir.
41-No mentirme.
42-Disfrutar de los míos por encima de todo.
43-Cumplir por lo menos 42 propósitos. O por lo menos este último: SER FELIZ.

Todos estos mandamientos se reducen en uno: es un próposito de Navidad en año nuevo, todos sabemos lo que eso significa, pero se intentará. Jalea jacta est. La jalea real está echada. Carambanos, empiezo el año peor de lo que pensaba.

Frase del día: "...una abraçada desde Uganda" (sms by Sílvia)
-Si no lo dice, explota.