miércoles, 24 de marzo de 2010

Capítulo 17: Bon Voyage Lucie

Se peinaba a lo garçon,
la viajera que quiso enseñarme a versar
poco antes de partir.

Primavera de un adios,
Amarillo y frugal como el sol
Del veranillo de San Martín

Hay quien dice que fui yo,
El primero en despertar
Cuando en un “¿tienes algo que hacer?”
Conocí a mademoiselle Libertad…

Y desafiando el oleaje…

... Esto se queda sin un timonel. El barco no naufragará porque esta vida nos recuerda constantemente que no somos imprescindibles para nadie, pero eso no quiere decir que el viaje, a partir de ahora, sea igual. Hay gente que deja huella, incluso sin proponérselo.

Ver, oír y callar. He sido un poco como Kizazaru, Iwazaru y Mizaru, los tres monos de la mitología japonesa. Viendo he visto tus estados de ánimo reflejados en tu cara, a pesar de tu sempiterna sonrisa contenida y con ganas de escapar, oyendo he oído como te reías y hacías reír a todo el que se te acercaba, con ese bueno humor que tanto contagias, y callando he escuchado tus buenos consejos los cuales pretendo seguir en mi largo camino.

No puedo valorarte mucho más allá, ni ha habido tiempo ni espacio, pero mi sexto sentido no me engaña nunca, y puedo dar por hecho que he tenido mala suerte, mucha mala suerte, inversamente proporcional a la de aquellos que te van a recibir en tu nueva etapa.

Me quedo con tu positivismo, tu determinación, y ese talento que destilas por cada poro de tu piel. Y con tus idas y venidas por delante de mi mesa, con tu jarra de agua cual caperucita txe, y que alegraban la oficina todas las mañanas. Chica, te llevas más de lo que crees.

Lucía, muy buena suerte, ha sido un auténtico placer.

Hoy más que nunca, injusta química, obsceno azar.


Frase del día: "Para los animales, el universo entero estaba ordenadamente dividido en cosas con las que (a) reproducirse, (b) comer, (c) huir y (d) rocas". (Terry Pratchett, Ritos Iguales)
-Ojalá la vida fuera así para nosotros ... o ¿realmente lo es? Me da que somos más animales de lo que pensamos. Cuanta miga tiene la vida, hay que ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada